Home / Vida Real  / Empresarial  / Educación Empresarial  / 5 Malos hábitos de liderazgo que disminuyen la productividad de su equipo

5 Malos hábitos de liderazgo que disminuyen la productividad de su equipo

En el mundo empresarial, cada segundo cuenta. En las primeras etapas de una startup, sólo tendrá recursos limitados a pesar de operar a alta presión y con plazos ajustados. Cada decisión que tome  potencialmente podría

En el mundo empresarial, cada segundo cuenta. En las primeras etapas de una startup, sólo tendrá recursos limitados a pesar de operar a alta presión y con plazos ajustados. Cada decisión que tome  potencialmente podría establecer un curso para el éxito o el fracaso.

Para hacer que el ambiente sea aún más estresante, su equipo es excepcionalmente volátil. Menos personas  significa menos tolerancia a errores simples o brechas en la productividad. Un empleado podría  interrumpir sus planes cuidadosamente.

Todos tenemos buenos hábitos y malos hábitos,  como el líder y empresario de su empresa.

Estos cinco hábitos, en particular, pueden tener un efecto negativo y perjudicial en la productividad de su equipo:               

  1. La gestión de los datos.

El término “microgestión” tiene una connotación negativa por una buena razón. Perderse en los detalles es una manera segura de perder el tiempo, perder el tiempo de sus empleados. Usted no tiene que estar completamente con las  manos libres para ser un buen gerente, usted tiene que centrarse en el pensamiento de alto nivel y de planificación. Establecer un curso general o una meta general de lo  que usted quiere que sus empleados logren, y dejar que ellos se preocupen de cómo quieren lograr que se haga. Si usted no confía en ellos para hacer eso por sí solo, es probable que tenga la persona equivocada para el trabajo.

Vea también: Enseñanza del espíritu empresarial medios ilustradis para el camino del éxito.

  1. El descuido de la persona.

Si bien es una buena idea  establecer una cultura de trabajo en general que hace un llamamiento a la clase de personas con las que desea trabajar, no todo el mundo funciona de la misma manera. Su gerente de cuentas podría beneficiarse de múltiples reuniones de equipo para intercambiar información y fomentar el compañerismo, pero su desarrollador web puede ver que como un desecho agravante de tiempo. Su director financiero podría ser una persona de la mañana, mientras que el diseñador trabaja mejor en las tardes. Es su responsabilidad conocer las fortalezas y debilidades de cada persona, y atender a las personas tanto como sea posible.

  1. No tener expectativas claras.

Algunos empresarios tienen la mala costumbre de asumir que sus empleados pueden leer sus mentes. Van a pedir un poco de entrega, como la investigación de un cliente potencial, pero cuando el empleado se las trae no se ve como se imaginaban en sus cabezas. Gran parte de la culpa en estos escenarios puede ser dirigida hacia un gerente que no hizo su / sus expectativas claras desde el principio.

Si usted tiene expectativas, o una idea clara en la cabeza, es necesario que esto quede claro, de lo contrario, no se sorprenda cuando el empleado le presente  algo diferente y tiene que empezar todo el proyecto de nuevo.

leader-notebook

  1. La indecisión.

Como empresario, usted está bajo mucha presión para tomar  las decisiones correctas que impulsan su negocio adelante. Pero hay algo peor que tomar la decisión equivocada.

Si usted tiene una lista de tareas pendientes que está posponiendo simplemente porque usted todavía no está seguro de qué hacer con ellas, es posible que tenga un problema con la indecisión. Esta incapacidad para comprometerse con decisiones conduce a una alta productividad para todo su negocio. Sus empleados no sabrán con que  trabajo  iniciar y cuáles ignorar, y no van a tener fe en la dirección de su negocio global. Comprometerse con decisiones, incluso si usted no está 100% seguro de los resultados.

  1. Negarse a delegar.

Algunos empresarios ven esto como un hábito  digno. Asumen tanto trabajo como sea posible por sí mismos, delegando poco a los empleados por debajo de ellos. Mientras que en la superficie esto puede parecer un noble esfuerzo para evitar el exceso de trabajo de sus subordinados, la realidad es que puede ir en detrimento de la productividad como un grupo. Sus empleados están ahí para manejar estas responsabilidades, dándole la libertad para conquistar cosas grandes y mejores. Aprenda a delegar con eficacia, y su productividad como organización se disparará.

Vale la pena ser conscientes de sus propios hábitos, a pesar de su tendencia a deslizarse por desapercibido. Preste mucha atención a cómo sus acciones afectan a los miembros de su equipo, sobre todo en un entorno de arranque. Trabaje para hacer cambios positivos en su acercamiento con el tiempo. Si alguna vez tiene dudas de cómo sus acciones afectan a los demás, simplemente pidales algo cara a cara; si usted ha construido un ambiente de confianza mutua, sus empleados no tendrán miedo de decirle cuando uno de sus hábitos o rutinas debe dejar para la productividad.

Fuente: http://www.entrepreneur.com/article/253025

Comparte este artículo con tus amigosShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

laura.eduvolucion@gmail.com

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT