Home / Deportes  / Agua  / Hidratación, clave para un rendimiento físico óptimo

Hidratación, clave para un rendimiento físico óptimo

La hidratación, pre, durante y post de hacer ejercicio, por rendimiento y salud; hay que hidratarse siempre, y más si hacemos deporte y ejercicio. Es una cuestión de salud porque una adecuada hidratación no sólo

Revista-in-Hidratacion

La hidratación, pre, durante y post de hacer ejercicio, por rendimiento y salud; hay que hidratarse siempre, y más si hacemos deporte y ejercicio. Es una cuestión de salud porque una adecuada hidratación no sólo mejora el rendimiento deportivo, también nos aporta mejoras en el ámbito físico y en nuestra salud como tal.

 

Según estudios las necesidades de líquidos y sales minerales, varían sustancialmente de unas personas a otras, dependiendo fundamentalmente de la edad, el estado fisiológico y las condiciones al parecer ambientales. Cuando realizas tu actividad física, mantienes más estable el volumen sanguíneo y tu temperatura corporal, con esto mejoras el funcionamiento físico de tu organismo.

TIPS A LA HORA DE PRACTICAR TU DEPORTE O ACTIVIDAD FÍSICA DIARIA.

Aunque resulte un poco complicado calcular las necesidades de cada persona, varían incluso en un mismo individuo según diversos factores, los estudios aportan datos de interés sobre pérdidas hídricas y sales minerales durante la práctica físico-deportiva.

  •  En deportes de fuerza o exigencias físicas fuertes, la deshidratación reduce la capacidad del sistema nervioso central de estimular la contracción muscular.
  • Deportes como tal, a través de la respiración y sudoración profusa, las pérdidas de agua pueden llegar a los 2 o 4 L/H.
  • En carreras de atletismo, o el cardio matutino, por la dificultad de ingerir una cantidad adecuada de líquidos, se presentan estados de deshidratación  3-6% en el 50% de los ultrafondistas y el 30% llegan a padecer hiponatremia.
  • Las personas con más grasa en el cuerpo tienden a tener menos agua en el cuerpo, calculando 55 a 59%, y los deportistas presentan niveles elevados de 60 a 65% con hidratación normal.
  • También encontramos casos como la hiperhidratación, ya que puede ser peligrosa, puede llevar a un exceso de sodio en sangre que puede provocar edema cerebral o insuficiencia respiratoria.

No olvides hidratarte antes, durante y después de tu entrenamiento siempre, pero no excedas tus niveles de consumo de líquidos.

Top 8 de los ejercicios más efectivos para los pectorales

Músculos grandes y pequeños, tips que debemos entender

Comparte este artículo con tus amigosShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

worltoxic@hotmail.com

Fotógrafo de profesión, modelo de protocolo, pasarelas y campañas publicitarias, Community manager en Disruptive Innovation.

Review overview
NO COMMENTS

POST A COMMENT